06/04/2021

CEIM reclama acelerar el proceso de vacunación, contando con el sector privado, para apuntalar la recuperación económica

CEIM ante los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social conocidos hoy, referidos al mes anterior, subrayan que ya se puede comparar a efectos anuales el impacto sobre el empleo de la pandemia, que se cifra en la pérdida de más de 400.000 empleos, a lo que hay que añadir la suspensión de casi 750.000 contratos.

El impacto de la crisis en Madrid no es tan acusado como en conjunto nacional y, gracias a las políticas dirigidas a compaginar eficazmente las medidas sanitarias con el mantenimiento de la actividad económica, el paro se ha reducido en casi 5.500 personas en marzo, siendo la provincia con un descenso más elevado, tras la reducción del desempleo en Huelva motivada por la campaña estacional agrícola.

Sin embargo, en la Comunidad de Madrid, la pandemia arroja unos datos anuales de pérdida de casi 78.000 puestos de trabajo, a lo que se añaden casi 110.000 contratos suspendidos.

Esta realidad exige, en opinión de los Empresarios de Madrid, que el ritmo de vacunación se incremente, puesto que en estos momentos no permite reactivar la actividad económica y Turismo, Hostelería y Comercio sufren una crisis de solvencia, que es preciso paliar con medidas urgentes, tanto nacionales como autonómicas.

CEIM, de cara a las elecciones del 4 de mayo, hará llegar a los diferentes partidos políticos una serie de propuestas que, de llevarse a la práctica, pondrían las bases de una robusta recuperación económica y del empleo en la Comunidad de Madrid.

En líneas generales, los Empresarios de Madrid proponen un mercado laboral moderno ajustado a esta nueva dimensión del paro; fomentar fiscalmente la inversión, una administración pública eficiente; la apuesta por la colaboración público-privada; y una gestión transparente de los fondos europeos de recuperación, que ayuden a acometer reformas e inversiones esenciales en políticas sociales, industria, sanidad, educación y formación.

En particular, urge permitir que las empresas ajusten sus costes a la durísima realidad, eliminando trabas que pudieron tener sentido hace un año, pero que ahora encorsetan la necesidad actual de acometer reestructuraciones y adaptarse al cambio.

Además, en el campo de las políticas activas, es necesario que los servicios de empleo, públicos y privados, hagan un esfuerzo adicional para apoyar eficazmente la contratación juvenil y la de parados de larga duración, de forma que se evite la configuración de espacios amplios de vulnerabilidad social. Solamente la consecución de un puesto de trabajo permitirá a estas personas salir de esta dinámica y sanear las cuentas de la Seguridad Social.

Para los Empresarios de Madrid, son contraproducentes las políticas del Gobierno nacional dirigidas a generalizar subsidios gestionados por organismos públicos desbordados, incrementar impuestos, eliminar la jubilación forzosa pactada libremente en los convenios colectivos y entorpecer la contratación mercantil de actividades por parte de las empresas. 

Por el contrario, en un contexto tan duro, es clave que los interlocutores sociales demos un paso al frente y, en opinión de CEIM, colaboremos en la erradicación de la pandemia, como se realiza a través del Plan Sumamos; propongamos medidas viables para mejorar la situación económica; y afrontemos, en el cauce del diálogo social, las repercusiones sociales y laborales de la pandemia.

En este sentido, la Estrategia Madrid por el Empleo y el Pacto Local de Empleo son elementos decisivos para abordar este desafío.

Una de las principales medidas recogidas en estos textos es la incentivación de la contratación indefinida, que en Madrid duplica la media nacional.

VOLVER AL LISTADO
FAVORITO (0)
COMPÁRTELO

SÍGUENOS EN @_CEIM_

NEWSLETTER

Sé el primero en conocer lo que hacemos